QUIÉNES SOMOS

EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE HISPANIA está integrado por siete miembros, que aportan una dilatada experiencia en el mercado español de inversión y mercados financieros, incluyendo su experiencia en sociedades cotizadas.

Dispone de las más amplias atribuciones para la administración de la compañía, para velar por sus intereses en las relaciones con terceros y para supervisar el correcto cumplimiento de los contratos de gestión suscritos por la sociedad.

 

 

CONSEJEROS INDEPENDIENTES

  • RAFAEL MIRANDA ROBREDO

    Presidente del Consejo de Administración de Hispania, de la Comisión Ejecutiva y de la Comisión de Auditoría y miembro de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones

  • MARÍA SEGIMÓN

    Consejera independiente de Hispania y miembro de la Comisión Ejecutiva y de la Comisión de Auditoría y Presidenta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones

CONSEJEROS DOMINICALES

CONSEJERO EJECUTIVO

COMISIONES DELEGADAS DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

COMISIÓN EJECUTIVA

Tiene todas las facultades del Consejo salvo las legalemente indelegables. Está integrada por tres consejeros, dos de ellos independientes.

COMISIÓN DE NOMBRAMIENTOS Y RETRIBUCIONES

Integrada por tres Consejeros, dos de ellos independientes, se encarga de proponer y revisar periódicamente la adecuación al puesto de los miembros del Consejo de Administración y su sistema de retribución (definir y revisar la Política de Retribuciones y elaborar el Informe Anual de Remuneraciones correspondiente). Asimismo, se encarga de supervisar el cumplimiento de los códigos internos de conducta y de las reglas de gobierno corporativo, la estrategia de comunicación y relación con accionistas e inversores y la estrategia y las prácticas de responsabilidad social corporativa de la Sociedad.

COMISIÓN DE AUDITORÍA

Integrada por dos Consejeros independientes y un Consejero dominical, sus principales funciones consisten en supervisar el proceso de elaboración y presentación de las cuentas de la Sociedad y la información financiera periódica y gestionar los conflictos de interés. Asimismo, se encarga de supervisar la eficacia del control interno de la Sociedad, el correcto diseño del sistema de control interno y gestión de la información financiera (SCIIF), la auditoría interna y los sistemas de gestión de riesgos, incluidos los fiscales.